Caso Lula: Show mediático y petróleo.

[Por Lizardo Francia*]

El 4 de marzo el ex presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue detenido por la Policía Federal Brasileña en São Paulo para prestar declaración por las posibles vinculaciones con varios delitos investigados por la Operación Lava Jato[1]. Esta detención, ordenada por el juez federal de Curitiba, generó un show mediático como lo denunció  Lula en rueda de prensa tras su liberación horas después: “No tengo nada que temer, porque no he hecho nada malo. Si los jueces me hubieran mandado a llamar hubiera ido, como lo hice el 5 de Enero pasado en Brasilia. Así habrían evitado esta acción innecesaria y espectacular show”.

Frente a esta arbitraria detención, Lula ha recibido la solidaridad de diferentes organizaciones sociales que salieron a las calles el día siguiente de su detención en todo Brasil. Incluso los mandatarios latinoamericanos, como Raúl Castro, Evo Morales, Nicolás Maduro y la ex presidenta Cristina Fernández  han denunciado esta detención arbitraria.

Como era de esperarse, la prensa derechista europea y latinoamericana en el marco de una estrategia imperial  presentaron titulares sensacionalistas con un objetivo claramente político. Al día siguiente el diario “El País”[2] presentó el titular “mazazo” a la imagen del “gigante sudamericano”, con el claro objetivo de mellar la imagen del investigado ex presidente conjuntamente con la de su país. Asimismo, el diario “El Mundo”[3] presentó el titular “Lula es otro mito político roto”, en el cual reconociendo que la investigación “todavía es incipiente”, sentencia cual juez, diciendo que Lula “se corrompió personalmente” por lo que ahora sí “acaba con su mito”.  A este variopinto coro de periodistas, el monopolio peruano “El Comercio” presentó un titular que evidencia el objetivo político de este show mediático: “Arresto de Lula da Silva es el principio del fin de Rousseff”[4]. Si está es la posición de la prensa de la derecha internacional, que podría esperar de la  prensa brasileña de derecha que al día siguiente implementó su plan de demolición de la imagen del ex presidente Lula.

160659
Portada demoledora: Lula asustado y domodo Así lo querían ver. Fuente: Diario Fohla

¿Pero cuál es el trasfondo de la detención arbitraria al ex presidente Lula Da silva?

En primer lugar, es necesario aclarar que Lula fue detenido bajo un procedimiento legal llamado “Conducción coercitiva”, que es usado cuando una persona presenta un alto peligro de fuga y cuyo testimonio sea importantísimo para las investigaciones del caso. Como se puede evidenciar, en ninguno de los casos hay alguna relación con Lula pues él ya ha atestiguado en diferentes oportunidades.

En segundo lugar, si no existen razones para aplicar este procedimiento, a un ex presidente que siempre ha colaborado con la justicia, las razones no son legales sino políticas, sobre todo relacionadas a las elecciones de 2018. Sobre este tema, el destacado sociólogo brasileño Emir Sader resalta que Lula “aparece como favorito para ganar las elecciones de 2018” y que la derecha brasileña ha empezado una fuerte campaña de calumnias y periodicazos. Además, precisa que la detención “fue una operación mancomunada de sectores del Poder Judicial con los grandes medios privados y sectores de la Policía Federal” para destruir su imagen. En ese sentido, Sader cree que  la derecha brasileña se juega el pellejo este 2018 pues buscará  “por la vía judicial y policial excluir a Lula de la vida política”[5]. Asimismo, Pablo Gentili, responsable ejecutivo del CLACSO, asevera que la derecha brasileña quiere “impedir que las fuerzas progresistas sigan gobernando el país” y para eso necesitarán “acabar definitivamente con el Partido de los Trabajadores y con su figura más emblemática, el ex presidente Lula”[6].

En tercer lugar, esta arbitraria detención se da cuando la oposición derechista ha abierto un proceso de “impechment” a la presidenta en funciones para, en pocas palabras, destituirla del cargo. En ese sentido, se  evidencia que los partidos de derecha busca no solo golpear a la presidenta Dilma sino tambien golpear al ex presidente Lula, y al partido de gobierno brasilero, el PT,  con el propósito de mellar la imagen de la izquierda, en el gobierno, ante el pueblo ante el terror de una victoria izquierdista en las elecciones municipales de 2016, y las  presidenciales de 2018.

En cuarto lugar, el ataque mediático centrado a una empresa estatal, como el caso de Petrobras, por parte de la prensa oligárquica brasileña, es funcional al dogmatismo neoliberal de identificar que todo lo estatal significa corrupción e ineficiencia. Es decir, buscan justificar la privatizacion de las empresas estatales con el pretexto de que con corruptas e ineficientes.

En quinto lugar, lo más sospechoso de todo esto es que los grandes medios de comunicación de derecha concentran el golpe contra el ex presidente Lula, la presidente Dilma Rousseff y el actual partido de gobierno, pero no denuncian: a) a los dueños de grandes monopolios brasileños que dieron grandes coimas (“propinas” en Brasil) a altos funcionarios de Petrobras para conseguir contratos astronómicos con la petrolera, pues como tal indica existen fuertes contradicciones en el propio seno del gran empresariado brasileño con la detención de algunos empresarios; b) que el caso “lavajato” se remonta a los tiempos del predecesor de “Lula”: Fernando Henrique Cardoso, líder histórico del PSDB, el principal partido opositor de tendencia derechista; c) que hasta la fecha no se ha podido demostrar una vinculación directa tanto de la presidenta como del ex presidente en actos ilícitos referidos al caso Petrobras; d) que una reciente ley promovida por el senador derechista José Serra (PSDB) ha abierto las puertas a los empresarios privados para la explotación de la más grande reserva de petróleo en el mar brasileño más conocido como “Pré-Sal”; e) Aécio Neves, ex candidato presidencial por el PSDB, tiene múltiples acusaciones de haber recibido dinero tras el escándalo de Petrobras, sin embargo su caso sigue archivado y la Policía Federal no ha allanado su casa[7].

obama-10
“¡¿Dónde se encuentra el Pré-Sal?!”  Fuente: Latuff

Concluyendo, estamos ante un nuevo tipo de ofensiva mediática con el objetivo de destruir la imagen de diversos líderes populares en la región. Los ataques a Lula no son casuales ni meras noticias aisladas sobre su detención, sino que forman un poderoso plan político por parte de la ultraderecha brasileña y el imperialismo para: a) privatizar Petrobras (tal como lo intenta hacer Peña Nieto con Pemex); b) impedir a toda costa la reelección del PT en las elecciones de 2018; y c) desmoralizar y aplastar al movimiento sindical, popular y de izquierda, en una probable victoria de la derecha como lo viene haciendo Macri en Argentina. Un tema adicional, es la relación que existe entre la ofensiva mediática con participación directa del gobierno norteamericano[8] y sus grandes monopolios petroleros y de prensa.

 

*Miembro de Propuesta Zurda. Arquitecto y militante de izquierda.

Imagen de Portada: Se muestra al tucán, símbolo del PSDB, alzado por un fascista brasileño. Fuente: Latuff.

[1] Red de corrupción más grande en la historia de Brasil donde han estado implicados funcionarios públicos, empresarios y hasta políticos de países de la región.

[2] “Otro golpe a Brasil.” El País. Madrid. 5 de Marzo 2016. <http://elpais.com/elpais/2016/03/04/opinion/1457117976_910735.html&gt;

[3] “Lula, otro mito político roto.” El Mundo. Madrid. 5 de Marzo 2016. <http://www.elmundo.es/opinion/2016/03/05/56d9e8e822601d753c8b462d.html&gt;

[4] “Arresto de Lula da Silva es el principio del fin de Rousseff”. El Comercio. Lima. 4 de Marzo 2016. <http://elcomercio.pe/mundo/actualidad/arresto-lula-da-silva-principio-fin-rousseff-noticia-1883826&gt;

[5] Sader, Emir. “Lula y el futuro de Brasil”. La Jornada. 5 de Marzo 2016 <http://www.jornada.unam.mx/2016/03/05/opinion/004a1pol&gt;

[6] “Ante la situación en Brasil – Comunicado del Secretario Ejecutivo de CLACSO.” Pablo Gentili. <http://www.clacso.org.ar/difusion/mensaje_2016_2.php&gt;

[7] “ ’Golpe mediático’ contra Lula con la vista puesta en las elecciones de 2018”. Público. 5 de Marzo 2016. Madrid <http://www.publico.es/internacional/detencion-lula-vuelve-dividir-brasil.html&gt;

[8] Pinheiro, Samuel. A ofensiva conservadora e as crises. Brasil de Fato <http://www.brasildefato.com.br/node/32702&gt;

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s